domingo, 17 de agosto de 2014

La Vaca Roxa Asturiana

Vacas Roxas en Brañagallones (Caso).
La Vaca Roxa Asturiana pertenece al llamado “Tronco Castaño”, un fenogrupo de razas de origen europeo, entre las que se encuentran la tudanca, la mantequera leonesa (posiblemente ya desaparecida), las morenas del noroeste, la alistana sanabresa y la mirandesa. También algunas razas de Francia, Italia y el sur de Alemania: aubrac, parthenaise, tarantaise y tarina. En la Península Ibérica, el Tronco Castaño ocupa el espacio que históricamente fue dominio de la lengua asturiana.
En realidad, la denominación Vaca Roxa comprende a dos razas, la Carreñana o Asturiana de los Valles y la Casina o Asturiana de la Montaña.

Toro carreñano jóven.

Toro casín.

Xatu casín; Cogollo, Las Regueras.
Hace 2500 años, los astures, posiblemente llegados con la oleada celta, ya criaban animales cuyas características eran similares a las actuales de la región; caballos, vacas, ovejas, cabras y cerdos. En el castro de la Campa Torres (Sisón), aparecieron numerosos restos de vacuno, junto a otros animales domésticos.

Xatu carreñán.

Xatu casín; Avilés.

Vacas casinas; Puertos de La Cueta, León.
A finales del s. XIX comienza a hablarse de vacas de montaña y de los valles, pero es en 1929 cuando se crea el Libro Genealógico de la raza Asturiana de la Montaña (Casina), registrándose solo ejs de Caso y Aller.

Vaca carreñana.

Vaca casina.

Vacas casinas; Puerto de la Val.lota, Lena.
En los años 70 del s. XX comienza la Administración la recuperación y fomento de la raza, y en noviembre de 1981 se fundan las dos Asociaciones de Criadores, ASEAVA para la Asturiana de los valles y ASEAMO para la de la montaña. Ambas entidades comparten labores de gestión y mantenimiento de los Libros Genealógicos.

Vaca casina; Avilés.

Toro carreñano; Somiedo.

Ganado carreñano; La Val.lota, L.lena.
La vaca Casina se caracteriza por tener la cabeza pequeña, de perfil recto o ligeramente subconvexo. Los cuernos son horizontales en la base, dirigiéndose hacia delante y arriba. La línea dorsolumbar es recta, a menudo ligeramente ensillada, y la cola tiene nacimiento alto, frecuentemente en “cayado”. Las patas son cortas o medianas, y finas.

Vaca casina; Cogollo, Las Regueras.

Vaca casina; La Cueta, San Emiliano (León).

Ganado casín; Caleao, Caso.
La capa muestra todas las gamas del pardo rojizo, siendo los machos más oscuros por la papada y la espalda. El peso está entre 450 y 500 kg en las vacas y entre 600 y 700 en los toros.

Semental casín.

Vaca casina; Avilés.

Ganado casín; Caleao, Caso.
La vaca Carreñana es de mayor corpulencia y más pesada. La línea dorsolumbar es siempre recta, nunca ensillada, y el nacimiento de la cola raramente es en “cayado”. Las vacas llegan casi a los 700 kg, y los toros oscilan entre 800 y 1100..

Vaca carreñana; Lena.

Semental carreñano.

Vaca casina; Avilés.
Esta raza tiene el “gen culón”, que da terneros de gran productividad cárnica.

Xatu carreñán; Cotobello, Aller.

Xatu carreñán; Avilés.
Más información:
Álvarez Sevilla, Antón (2001). Les Races Autóctones del Principau d’Asturies. Fundación Belenos.
Maya Gonzáles, J. L. y Cuesta Toribio, F. (2001). El castro de La Campa Torres. Período Prerromano. Xixón. 

domingo, 10 de agosto de 2014

El pinzón vulgar (Fringilla coelebs) en Macaronesia

Fringilla coelebs coelebs; mayo; Francia.
El pinzón vulgar (Fringilla coelebs) se distribuye por el Paleártico centro occidental, siendo estival y migrador en latitudes altas, y sedentario en el sur. Se reconocen 14 subespecies, de las que cinco viven en la Macaronesia.

Fringilla coelebs coelebs; macho ad; noviembre,; Asturies.

Fringilla coelebs coelebs; hembra; octubre; Asturies.
Esta diversidad en una región biogeográfica reducida se debe principalmente a la insularidad de sus poblaciones, que ha propiciado su diferenciación. Su fisonomía se parece a la de las poblaciones norteafricanas ( F. c. africana), y difiere bastante de la ssp nominal, de la que llegan algunos ejs en invierno a Canarias y Madeira.

Fringilla coelebs madeirensis.

Es una sp común en la laurisilva y el fayal-brezal, pero también en pinares mixtos, castaños y cultivos cerca de Monteverde. Penetra algo en formaciones de Pinus radiata y Pinus canariensis.

Laurisilva en el Macizo de Anaga, Tenerife.

Tejeda, Gran Canaria; al fondo el Teide.
En Gran Canaria, Tenerife y La Gomera vive la ssp canariensis, que tiene partes superiores azul oscuro intenso, más negruzco en la cabeza, y obispillo verde amarillento pálido. En Gran Canaria se encuentra principalmente en el interior; en Tenerife en la mitad norte; y en La Gomera en la corona forestal.

Monteverde y pinar; Chanajiga, Tenerife.

La Gomera.


Machos de Fringilla coelebs canariensis en Tenerife.
En la isla de La Palma habita la ssp palmae, que es menos negruzco en la cabeza, más blanco debajo y con el obispillo del mismo color azulado que la espalda. Es muy abundante en las zonas de laurisilva, habitando toda la isla.

Caldera de Taburiente, La Palma.

Fringilla coelebs palmae.
La ssp ombriosa se encuentra solo en las zonas arboladas de El Hierro. Se parece mucho a palmae, pero el obispillo es más verdoso y las partes inferiores menos blancas.

Isla de Madeira.

Balcoes de Ribeiro Frío, Madeira.
En Madeira se encuentra la ssp maderensis, parecido a canariensis, pero con el dorso bajo, escapulares, espalda y obispillo de color verde brillante. Abunda en la laurisilva, pero es frecuente en cualquier área arbolada.



Machos de Fringilla coelebs madeirensis.
Por último, la ssp moreletti, de Azores, tiene el verde del dorso más extendido hacia arriba, y el pecho menos marronáceo.
Todas las descripciones se refieren a machos, pues las hembras son muy parecidas entre si.

Hembra de Fringilla coelebs madeirensis.

Más información:
Cramp, S. & Simmons, K.E.L. (1998). The complete birds of the Western Paleartic (CD-Rom). Oxford University Press. Optimedia.
Martín, A. y Lorenzo, J. A. (2001) Aves del Archipiélago Canario. Francisco Lemus, Editor. La Laguna.

Clarke, Tony (2006). Birds of the Atlantic Islands. Helm Field Guides.

domingo, 3 de agosto de 2014

La bahía de Gijón

La Laboral, Gijón.
La bahía de Gijón es uno de los puntos importantes para las aves de la costa Cantábrica. Lo es tanto por el número de ejs invernantes como por su situación geográfica interesante para las aves en migración por la costa asturiana.

Cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo) en El Musel.

Barnacla canadiense (Branta canadensis) y cigüeñuela (H. himantopus) en El Musel.
El Musel, con sus amplias dársenas, acoge a aves marinas buceadoras, como colimbos, zampullines, cormoranes y álcidos, además de patos marinos. El muelle pesquero atrae a muchos láridos, tanto las spp habituales como a algunas más escasas o incluso raras. Todas las aves marinas pueden verse en el resto de la bahía, frente al puerto deportivo o frente a la playa de San Lorenzo.

Zampullines cuellinegro y cuellirrojo (Podiceps nigricollis y P. auritus) en invierno, en el Arbeyal.

Gavión hiperbóreo (Larus hyperboreus); Rendiello.

Gavión atlántico (Larus marinus); Rendiello.

Puerto deportivo desde el mar.
Algunos pedreros, principalmente los de El Rinconín, al oeste de la bahía, acogen la invernada de limícolas, como el vuelvepiedras (Arenaria interpres) y el correlimos oscuro (Calidris maritima), y a muchos otros en las migraciones.

Vuelvepiedras (Arenaria interpres) en plumaje nupcial; El Rinconín. Foto: Mario Suárez Porras.

Correlimos oscuro (Calidris maritima); El Rinconín. Foto: Mario Suárez Porras.

Cisne vulgar (Cygnus olor); parque I. la Católica.


Pero el lugar más conocido para los aficionados a la observación de aves, es sin duda el parque de Isabel la Católica, y más concretamente sus estanques. Aparte de algunas aves domésticas, muchas aves silvestres viven aquí en diferentes épocas del año, aunque es el invierno la estación que concentra más variedad y cantidad.





Cormorán grande y cuchara europeo (Anas clypeata).
Son muchas las anátidas presentes, tanto patos de superficie como buceadores, aunque éstos son más escasos en los últimos años. También aparecen ejs de spp poco frecuentes de patos, gansos o barnaclas (ver otras entradas de este blog). Únicamente nidifica el ánade azulón (Anas platyrhynchos), al que acompañan la focha (Fulica atra) y la gallineta (Gallinula chloropus), y desde hace unos años hay una pequeña colonia de garceta común (Egretta garzetta) en la isla.


Anade azulón.

Cerceta carretona (Anas querquedula); macho jóven que invernó en 2013/14.

Garceta común.
También se ven otras ardeidas, cormoranes y otras acuáticas, como el rascón (Rallus aquaticus) o el martín pescador (Alcedo atthis), y hay una buena representación de aves terrestres, desde colúmbidos a paseriformes, destacando por su número los estorninos, que tienen aquí un buen dormidero (cuando se lo permiten).
Paloma torcaz (Columba palumbus).


Barnacla cariblanca (Branta leucopsis) y ánsar piquicorto (Anser brachyrhynchos); invierno 2013/14.
Debido a la abundancia de aves, algunos predadores se acercan por los alrededores. Es frecuente, en el parque o el puerto el halcón peregrino (Falco peregrinus), y en los últimos tiempos, entran en los estanques algunas nutrias (Lutra lutra), puesto que hay una buena población piscícola.


Porrón europeo (Aythya ferina).

Pato colorado (Netta rufina).
Más información:

COA. Censos de Aves Acuáticas Invernantes (inéditos).