domingo, 14 de diciembre de 2014

El periplo oceánico de la pardela capirotada




  La pardela capirotada (Puffinus gravis) es un procelariforme de tamaño grande (43-51 cm de longitud y 100-118 de envergadura), totalmente pelágico, de alas estilizadas y vuelo potente, con escasos aleteos, que le permite recorrer grandes distancias con muy poco gasto energético.


Mar Cantábrico.


Atlántico al norte de las Islas Canarias.

 Se alimenta de peces, calamares, crustáceos y descartes pesqueros; bucea persiguiendo a sus presas hasta 10 m de profundidad, aunque también las captura en la superficie.






Aguas del Atlántico, al norte de las Islas Canarias.

 Solo nidifica en cuatro lugares conocidos, islas situadas en el Atlántico Sur: Nightingale e Inaccesible, del archipiélago Tristán da Cunha, isla Kidney de las Malvinas (Fakland) e isla Gough. Sus poblaciones están entre los cinco y los ocho millones de parejas reproductoras, pero son pocas las que crían en las Malvinas.
 La nidificación tiene lugar entre noviembre, que es cuando realizan la puesta de un único huevo, y abril-mayo, cuando los jóvenes comienzan a volar. Entonces inician un periplo oceánico que las llevará a recorrer todo el Atlántico, una migración transecuatorial.




Mar Cantábrico.
  El vuelo hacia el norte tiene lugar cerca de las costas sudamericanas, alcanzando las Bermudas en junio y julio, y el NE de Canadá en julio y agosto. Posteriormente, cruzan frente a Groenlandia hacia el NE del Atlántico Norte, descendiendo por las costas europeas de Gran Bretaña e Iberia, retornando con prisa hacia las islas donde nidifican, bordeando las costas africanas. 


Grupo mixto de pardelas en el Mar Cantábrico.

Mar Cantábrico.
  Es abundante en Europa en septiembre y octubre, y en el Cantábrico se ve con facilidad desde barcos, pues normalmente pasa lejos de la costa, a la que se acerca solo con fuertes vientos.




 No obstante, muchos no reproductores permanecen hasta final del otoño en el hemisferio norte, frente a Norteamérica y Europa. Esta sp realiza una de las migraciones más largas dentro de las aves.


Más información:
Del Hoyo, J.; Elliott, A. y Sargatal, J., editores (1992). Handbook of the Birds of the Word. Vol 1. Lynx Edicions, Barcelona
Harrison, Peter (1983). Seabirds - identification. Croom Helm Ltd, Kent.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Costa suroeste de Francia


Biarritz, Pointe Atalaye.
El extremo sur de la costa atlántica francesa, es rocosa, en algunos puntos muy estratificada, sobre todo el tramo entre la frontera y el pesquero y turístico Saint-Jean-de-Luz. Pero al norte del estuario del río Adour, se extiende como una playa de más de 200 km, azotada por las tormentas invernales del Golfo de Vizcaya, pero soleada y agradable en verano.

Costa entre Hendaya y San Juan de Luz.

Saint-Jean-De-Luz.

Biarritz, Grande Playe.
     Son frecuentes en estas aguas las aves marinas, como los cormoranes, colimbos o patos marinos, y mar adentro los paiños, pardelas y alcatraces. En los pueblos de esta comarca, además abundan los láridos, debido a su carácter pesquero, aunque también destacan por sus cualidades para atraer el turismo en verano, gracias a las playas y la gastronomía.

Cormorán grande (Phalacrocorax carbo).

Colimbo grande (Gavia immer).

Venta de pescado en Capbreton.
     Son destacables Biarritz y Capbreton, y en Anglet, junto a la desembocadura del Adour, se localizan unas lagunas restauradas con observatorios y un centro de interpretación.

Biarritz.

Capbreton.

Desembocadura de l'Adour en Anglet.
    El valle del Adour guía la migración otoñal de muchas aves que, para evitar el muro de los Pirineos viajan hacia el oeste antes de penetrar en la Península Ibérica por zonas de menor altitud. Así, al final del verano muchos hirundínidos lo siguen antes de girar hacia el sur, y en mitad del otoño son miles los pinzones vulgares (Fringilla coelebs) que se ven pasar, además de alondras, bisbitas, fringílidos y escribanos.

Peyrehorade, junto al Adour.

Pinzón vulgar.

Marais de Saint Martin.
 Cerca de Bayona (Bayonne) y del río se encuentra la Réserve de Bergusté, junto al pueblo de Saint-Martin-De-Seignanx. En sus zonas encharcadas, visibles desde un observatorio elevado, recalan cientos de aves acuáticas migradoras, como anátidas, ardeidas, cicónidas o limícolas, y son frecuentes los grupos de grulla común (Grus grus), compuestos por parejas con sus pollos del año.

La laguna en octubre.

La laguna en junio.

Familia de grullas.
 En invierno, muchas de estas aves se quedan, y todos los años hay algún ej de águila moteada (Aquila clanga) por la zona, viéndose algún año el pigargo (Haliaetus albicilla).

Águila moteada (Aquila clanga).


Somormujo lavanco (Podiceps cristatus).

 Un poco más al norte, las Marais d’Orx, al lado de Labenne, recogen en invierno y en los pasos aún más aves acuáticas, y también ocasionalmente inverna aquí algún pigargo. Además, habita la nutria (Lutra lutra).

Marais d'Orx.

Familia de azulones (Anas platyrhynchos).

Pareja de porrón moñudo (Aythya fuligula).


 Es interesante la visita otoñal o invernal a estas costas y áreas húmedas, por la cantidad y variedad de aves que se pueden ver y por la belleza de los paisajes y los pueblos.


Espàtula (Platalea leucorodia) en Orx.

 Más información:
 Ligue Française pour la Protection des Oiseaux. Ou voir les oiseaux en France. Editions Nathan, 1989

domingo, 30 de noviembre de 2014

Fulmar boreal – Fulmarus glacialis


El fulmar boreal (Fulmarus glaciales), es un procelariforme, y como tal, lleva una vida pelágica fuera de la época de cría. Como el resto de las spp de su orden, expulsa por las narinas la sal marina, gracias a una glándula situada sobre el conducto nasal; las patas débiles, lo que hace que en tierra permanezca generalmente echado. Es un ave de vuelo elegante, que planea casi continuamente, tanto en el mar como junto a las zonas de cría, las cuales frecuenta durante el día.



Foto: Mario Suárez Porras.

Cráneo de fulmar.

Pardela cenicienta (Calonectris diomedea), otro miembro de la familia Procellariidae.



Nidifica colonialmente, aunque las agrupaciones suelen ser laxas. Pone un único huevo, por lo general en estrechas repisas de altos acantilados, aunque a veces aprovecha ruinas, barcos abandonados y otros medios no naturales.




Nido en un barco abandonado en la costa sur de Mainland, en las Islas Orcadas (Orkney Islands).




Se alimenta de peces, calamares y zooplancton, casi siempre en la superficie, aunque a veces también se sumerge; no duda en aprovechar descartes pesqueros y carroña.







Pollo en el nido, sobre una edificación en ruinas en la orilla de un lago, en las Islas Orcadas.



Foto: Mario Suárez Porras

Foto: Mario Suárez Porras
Se distribuye como nidificante por el Ártico, el Atlántico Norte y Pacífico Norte. Tras la cría se dispersa por el océano, siendo los jóvenes los que más lejos se mueven, llegando en ocasiones a latitudes bastante meridionales. No nidifica en España, pero en Asturias hay observaciones entre abril y junio, que en el pasado hicieron pensar en una posible colonización futura. En el Mar Cantábrico se ve en escaso número, pero todo el año, aunque es más frecuente en verano y otoño, cuando también se registra en ocasiones en paso desde la costa.

Costa del Cabo Peñas, en Asturias.


Más información:

COA/INDUROT (2014). Atlas de las aves nidificantes en Asturies (1990-2010). C.O.A. Avilés.
Del Hoyo, J.; Elliott, A. y Sargatal, J., editores (1992). Handbook of the Birds of the Word. Vol 1. Lynx Edicions, Barcelona.