domingo, 20 de julio de 2014

Alsacia (II): el valle del Rin


        El valle del Rin canaliza la migración de aves acuáticas en el centro de Europa, en su viaje hacia la región mediterránea. Además, el Rin dibuja la frontera oriental de Alsacia.


Esclusas en el Canal del Rin, en Kemb; barco de un crucero.


Vacas charolais en el valle del Rin.


Canal en la Petite Camargue Alsacienne.
Aunque el río está canalizado en muchos tramos, aún se conservan viejos meandros, algunos cegados, que forman lagunas y remansos, y a su lado abundan las praderas encharcadas. Esto permite la sedimentación de aves migradoras, y de muchas que se quedan a invernar. Además de anátidas, ardeidas y cormoranes, también pasan aves costeras, como gaviotas, charranes y limícolas, que se trasladan al sur desde las zonas árticas.


Perca (Perca fluviatilis), frecuente en el Rin y en las lagunas cercanas.

Garza real (Ardea cinerea) en la Petite Camargue Alsacienne.

En el norte, la laguna de Plobsheim forma la mayor lámina de agua de Alsacia, que acoge en invierno a unas 8000 aves. Algo más al sur, la Reserva de Rhinau-Kappel se asienta en un antiguo brazo del Rin, situado en la orilla oriental; está formada por charcas, praderas inundables y densos bosque húmedos.


Cisne vulgar en Rhinau-Kappel.

Cornejas (Corvus corone).
 En ambos lugares paran muchas aves migrantes, entre ellas el águila pescadora (Pandion haliaetus), la gaviota enana (Croicocephalus minutus) y la pagaza piquirroja (Sterna caspia), y en invierno son frecuentes la serreta grande (Mergus merganser) y la serreta chica (Mergellus albellus), y no falta algún ej de pigargo (Haliaetus albicilla). Además abundan los pícidos y otras aves terrestres o ribereñas, como el carricero políglota (Acrocephalus palustres).

Somormujo lavanco.

Pico picapinos (Dendrocopos major) en Michelbach.
 El embalse (barrage) de Michelbach abastece de agua a la ciudad de Mulhouse, cerca de la cual se encuentra. Se creó en 1980, y unos años más tarde fue declarado Reserva Natural Voluntaria por los vecinos. Un camino rodea todo el lago, jalonado de observatorios y algún panel informativo. Además, hay islas artificiales para favorecer la nidificación de aves.





Crían en las islas o las orillas, por ejemplo, el cisne vulgar (Cygnus olor), el gansos del Nilo (Alopochen aegyptiacus), el somormujo lavanco (Podiceps cristatus), la gaviota reidora (Croicocephalus ridibundus) y la cabecinegra (Croicocephalus melanocephalus). En los pasos utilizan el lugar anátidas, ardeidas, láridos y limícolas, e invernan las serretas grande y mediana (Mergus serrator).

Colonia de gaviota reidora en una isla artificial.

Correlimos tridáctilo (Calidris alba) en el paso primaveral.

Águila pescadora en la Petite Camargue Alsacienne.
La Petite Camargue Alsacienne es el área natural de importancia situada más al sur en el valle del Rin, y se situa al lado del aeropuerto de Basel y la villa de Saint Louis, casi en la frontera con Suiza. Hay una gran variedad de biotopos, con lagunas, praderas, vegetación palustre y bosque caducifolios, y una extensa red de caminos señalizados se integra en el medio, además de estratégicos observatorios.







Son spp habituales la garceta grande (Egretta alba), el águila pescadora o el martín pescador (Alcedo atthis) entre las acuáticas, pero también abundan los paseriformes como el carricero común (Acrocephalus scirpaceus), el mosquitero musical (Phylloscopus trochilus), el zorzal real (Turdus pilaris) o el escribano palustre (Emberiza schoeniclus), aunque las aves varían a lo largo de las estaciones. También habitan aquí siete spp de pícidos, siendo relativamente  fácil la observación del pito cano (Picus canus). Entre los mamíferos, son frecuentes el corzo y el jabalí.


Garceta grande sobre un carrizal.

Mosquitero musical.

Macho jóven de pito cano.
Más información:
Ligue Française pour la Protection des Oiseaux: www.alsace.lpo.fr
Ligue Française pour la Protection des Oiseaux. Ou voir les oiseaux en France. Editions Nathan, 1989.
Quintana Becerra, Manuel (2011).  Alsacia, destino naturalista. Quercus, 305 (julio-2011).

domingo, 13 de julio de 2014

Clamator glandarius en Asturias

Las observaciones de críalo (Clamator glandarius)  en Asturias, suelen caer en el final del verano, cuando las aves jóvenes se dispersan, o en febrero, cuando llegan desde las zonas de invernada. Aunque casi anuales, los individuos que se registran son escasos.

Campiña del Cabu Peñes (Gozón).



Cabu Peñes, 19/8/2012.
Después de muchos años sin suerte, pude ver un críalo  en Asturias. Fue el 18/08/2012, en la campiña del Cabo Peñas, acompañado por Pedro García-Rovés y Monchu F. Revuelta, y el ave permaneció varios días por la zona. El 17/02/2013, vi fugazmente un ej en La Guardia (Navia), y el 09/3/2013 observé un ej de 2º año, de nuevo en el Cabo Peñas, y de nuevo con Pedro.

Costa de Gozón; al fondo el Cabu Peñes.


Cabu Peñes; 09/3/2013.

El 19/7/2012, ya había localizado un jóven Manuel A. F. Pajuelo en Castríos (Tapia), el que sale en la foto.

Castríos Tapia; 19/7/2012 (Foto: Manuel A. F. Pajuelo).
El críalo cría en toda la Península Ibérica, excepto en la región eurosiberiana y en la alta montaña, prefiriendo zonas arboladas. En invierno viaja a África, aunque una pequeña población inverna en el sur.



Oruga de esfinge de calavera.
Como otros cucúlidos, es una sp parásita, y pone los huevos en nidos de urraca (Pica pica) principalmente, pero también puede parasitar a la corneja negra (Corvus corone), al cuervo (Corvus corax) o al rabilargo (Cyanopica cooki). Se alimenta de insectos, principalmente de grandes orugas de mariposas, pero también de termitas, saltamontes, polillas y pequeños reptiles, por lo que suele verse en el suelo, entre la hierba.



Cabu Peñes; 20/8/2012 (Foto: Manuel A. F. Pajuelo).
Como ya ha ocurrido con otras spp mediterráneas, no sería raro que en un futuro próximo se descubriera su nidificación en nuestra región.

Más información:
C.O.A. (2000). Aves raras y escasas en Asturies. Avilés.
Noval, Alfredo (1976). La fauna salvaje asturiana. Ayalga Ediciones, Salinas.

Tellería, J.L., Asensio, B. y Díaz, M. (1996). Aves Ibéricas I. No Paseriformes. J.M Reyero Editor.

domingo, 6 de julio de 2014

Islas Canarias: Gran Canaria

Puerto de Mogán.
La isla de Gran Canaria es la segunda más poblada de Canarias, siendo la de mayor densidad humana. Su costa este está muy urbanizada, desde su capital, Las Palmas hasta la turística Maspalomas, y es donde se concentra la mayor parte de la población.

Playa de La Garita, Telde.

Pozo Izquierdo, Santa Lucía de Tirajana.
No obstante, aún mantiene algunas áreas de elevado interés natural, sobre todo en el interior. Su relieve es abrupto, formado por roca volcánica muy erosionada, que forma barrancos de enorme belleza. En 2005, casi la mitad de su territorio fue declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco. También, muchos de sus pueblos mantienen su esencia y belleza.

Barranco de Tirajana.

Vega de San Mateo.

Agüimes.
Su mayor altura se mide en el Pico de las Nieves, que alcanza los 1949 m, aunque más famoso es el Roque Nublo, con 1813 m. En las zonas altas del centro y el noroeste se conservan varios pinares de pino canario (Pinus canariensis), entre los que hay otras plantas endémicas, como el tajinaste de Inagua (Echium callithyrsum), que se funden hacia el sur con grupos de palmeras canarias (Phoenix canariensis) y dragos (Dracaena draco). Los más importantes son los de Inagua (3920 ha), Ojeda, Pajonales, Tamadaba y la Cumbre.

Tejeda., hacia el oeste.

Roque Nublo, Tejeda.
Este es el hábitat del pinzón azul de Gran Canaria (Fringilla teydea polatzeki), que seguramente no llega a los 200 ejs, a pesar de los esfuerzos llevados a cabo para su conservación. En la actualidad, su tendencia es positiva, al aumentar la extensión del hábitat favorable (ver enlace).

Pinar de Pajonales.

Hembra de pinzón azul en pinar de La Cumbre.
En algunos valles del norte sobreviven manchas de “Monteverde”, destacando las de los Tiles de Moya y del Barranco de la Virgen. En ellas habitan algunas spp de aves escasas, como el pinzón común (Fringilla coelebs canariensis) o el herrerillo canario (Cyanistes teneriffae teneriffae).

Vega de San Mateo.
Vanessa indica en Gran Canaria.

Tórtola turca (Streptopelia decaocto) en Vecindario.
En la isla hay algunas charcas de riego y pequeños embalses, pero destaca por su extensión y su avifauna la charca de Maspalomas, donde se pueden ver muchas aves en migración, invernando y algunas criando.

Archibebe claro (Tringa nebularia); charca de Maspalomas.

Zarapito trinador (Numenius phaeopus); charca de Maspalomas.

Abubilla (Upupa epops); Maspalomas.
También hay algunos lugares desde donde observar aves marinas, como el faro de Taliarte en el este, o La Isleta, al norte de Las Palmas. Además de la numerosa pardela cenicienta (Calonectris diomedea), que cría en varios puntos de la isla, puede verse algún petrel de Bulwer (Bulweria bulweri), que nidifica en roquedos de la costa oeste. También es buena la opción de trasladarse en ferri a otras islas, para observar algunas spp más de aves marinas.

Faro de Taliarte, Telde.

Ferri a Tenerife.

Petrel de Bulwer, entre Gran Canaria y Tenerife.
Pueden verse muchas otras spp de aves terrestres, entre las que se pueden citar:
Gavilán (Accipiter nisus granti); pinares y Monteverde.
Halcón tagarote (Falco pelegrinoides); unas pocas parejas.
Alcaraván (Burhinus oedicnemus distinctus); frecuente en el norte
Chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus); algs parejas en Maspalomas
Cotorra argentina (Myiopsittacus monachus); frecuente en localidades con palmerales


Búho chico (Asio otus); numeroso y bien distribuido
Vencejo unicolor (Apus unicolor); abundante
Pico picapinos (Dendrocopos major thanneri); num en pinares y Monteverde
Mosquitero canario (Phylloscopus canariensis); abundante


Gorrión moruno (Passer hispaniolensis); abundante


Serín canario (Serinus canarius); abundante


Pico de coral (Estrilda astrild); introducido, frecuente en el sur.



            Además, es frecuente en muchos lugares el lagarto de G. C. (Gallotia stehlini), uno de los mayores de las islas.