domingo, 13 de agosto de 2017

El paso de primavera en el Cabo Peñas, 2017

Mosquitero musical; Cabo Peñas; 14/4/2017.

          La migración primaveral suele pasar desapercibida en Asturias, siendo solo algunos grupos, como el de las limícolas, notorios en algunos puntos. Pero la comarca del Cabo Peñas suele dejar registros interesantes de migrantes, y en ocasiones de divagantes. Como el año pasado, realizo un resumen de mis observaciones más destacadas.

Buscarla pintoja; Cabo Peñas; 29/3/2017.

Los primeros en llegar fueron algunos paseriformes como la golondrina común y el escribano triguero. El 17 de marzo ya cantaba una buscarla pintoja (Locustella naevia), y había comenzado el paso de mosquitero común (Phyllocopus collybita), que se prolonga a todo abril. También se vió un macho de combatiente (Calidris pugnax), y cerca, en Valliniello, el primer milano negro (Milvus migrans). Un aguilucho lagunero, que invernó en la comarca, siguió viéndose toda la primavera, y el aguilucho papialbo (Circus macrourus) también hasta final de mes.


Mosquitero común; 17/3/2017.

Aguilucho papialbo; Cabo Peñas; 23/01/2017.. Foto: Charo Fdez. Montaño.

El 26 de marzo comienza el paso de limícolas, viéndose en el Cabo un grupo de chorlito dorado y varios correlimos comunes, y en Bañugues, entre otros, un macho de chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus).


Chorlitejo patinegro; playa de Bañugues; 26/3/2017.

En otra visita, el día 29, encuentro un alcaraván en el brezal y los primeros bisbitas arbóreos cantando, aunque aún hay alguno de Richard. También canta con euforia una buscarla pintoja. En Verdicio veo la primera lavandera boyera ibérica (Motacilla flava iberiae) de la temporada, y en las inmediaciones del Niemeyer una collalba gris (Oenanthe oenanthe) sedimentada. El día 31 localizo una hembra de lavandera boyera británica (Motacilla flava flavissima).


Macho de lavandera boyera ibérica; Verdicio; 29/3/2017.

Collalba gris; Puente Azud, Avilés; 29/3/2017. 

Lavandera boyera británica; Cabo Peñas; 31/3/2017.

Abril, como siempre, resultó ser el mes con mayor actividad migratoria, y los limícolas fueron las estrellas algunos días. En la charca temporal que se formó en Coneo, hubo un chorlitejo chico (Charadrius dubius), al menos desde el día 4 hasta que se secó, una semana después; con él hasta cuatro chorlitejos grandes  (Charadrius hiaticula), una pareja de combatientes el día 8, y con ellos un andarríos grande (Tringa ochropus), sp rara en la zona y algunos archibebes comunes (Tringa totanus) y claros. Además, el día 5 veo un grupo de cinco agachadizas comunes (Gallinago gallinago) en migración activa.


Chorlitejo chico; Cabo Peñas; 04/4/2017.

Chorlitejos chico y grande; Cabo Peñas; 04/4/2017.

Pareja de combatientes; Cabo Peñas; 08/4/2017.

Andarríos grande y archibebe común; Cabo Peñas; 05/4/2017.

Grupo de agachadiza común en migración; Cabo Peñas, 05/4/2017.

Los zarapitos trinadores (Numenius phaeopus) se vieron todo el mes, tanto en Peñas como por el resto de la campiña gozoniega, acompañados a veces por otras limícolas. En la ría de Avilés fueron en aumento, con un máximo superior a 400 ejs el día 20, acompañados por un grupo de 20 espátulas (Platalea leucorodia), que descansaban en su viaje hacia el N. Una pareja de gavión atlántico (Larus marinus) se estableció de nuevo en La Erbosa, y en mayo incubaban en su extremo E.


Zarapito trinador; Cabo Peñas; 28/42017.

Bando de espátulas; Ría de Avilés; 20/4/2017.

Pareja de gaviones atlánticos; Cabo Peñas; 05/4/2017.

Las rapaces también hicieron notorio su paso, especialmente el día 22. En esa ocasión, localizamos un grupo de 13 milanos negros sobre el embalse de la Granda, volando hacia el N, y más tarde los vimos sobre Peñas, donde se les sumaron otros siete ejs. Además vimos allí un águila calzada (otra el día 26 en La Granda) y un aguilucho cenizo en migración activa.


Bando en migración de milano negro; Cabo Peñas; 22/4/2017.

En cuanto a los paseriformes, fueron apareciendo progresivamente. La collalba gris fue numerosa algunos días, tanto en Peñas como en Cabo Negro, e incluso en la ría de Avilés; y el día 22 vimos un macho de colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus) y una hembra de papamoscas cerrojillo, y el 28 un macho de curruca zarcera.


Collalba gris de la ssp leucorrhoa; Cabo Peñas; 28/4/2017.

Macho de colirrojo real; Cabo Peñas; 22/4/2017.

El día 23 de abril, en una sesión de anillamiento, capturamos varios mosquiteros musicales (Phylloscopus trochilus), entre ellos uno con apariencia de pertenecer a la ssp acredula. Además, se ven varias tórtolas europeas (siete el día anterior), una abubilla, varios bisbitas pratenses, algunos zorzales comunes y más de 60 lavanderas boyeras, la mayoría de la ssp flava (más de 40), algunas flavissima (unas 20) y una thunbergi. Como postre, tres machos de escribano hortelano (Emberiza hortulana) se alimentaban en una tierra “cuchada”.


Mosquitero musical, muy probablemente de la ssp acredula;Cabo Peñas; 23/4/2017.

Lavandera boyera de la ssp flava; Cabo Peñas; 23/4/2017.

Macho de escribano hortelano; Cabo Peñas; 23/4/2017.

El día 20 de abril encontré cuatro fumareles cariblancos (Chlidonias hybrida) en el embalse de la Granda, que inmediatamente se trasladan al de Trasona. En los siguientes días quedan al menos dos, que se mueven entre los dos humedales.


Fumarel cariblanco; Embalse de Trasona; 26/4/2017.
En mayo ya casi no hay movimiento de pájaros, tan solo de limícolas, que a finales de mes aún ocupaban los limos de Llodero. El día 12, Dani descubre un colimbo grande (Gavia immer) inmaduro en El Espartal, que veo al día siguiente. Y en las escolleras hay limícolas, entre los que destaca un vistoso correlimos gordo (Calidris canutus), acompañado de correlimos tridáctilos (Calidris alba) y comunes.

Colimbo grande de 2º AC; El Espartal, Avilés-Castrillón; 13/5/2017.

Correlimos gordo (de la ssp islandica) y correlimos tridáctilo; El Espartal, Avilés; 13/5/2017.

Ya el día 19, en el Cabo Peñas, solo hay paseriformes que se afanan en buscar alimento para su prole. Los estorninos negros (Sturnus unicolor) tienen una actividad frenética entre los tejados y los prados, y las golondrinas los sobrevuelan llenando el buche de insectos.


Grupo de estorninos negros buscando comida en un prado; Cabo Peñas; 19/5/2017.

domingo, 6 de agosto de 2017

Razas Autóctonas: Ponis

Poni Islandés; Bordeyri, Islandia.


La domesticación del caballo, a partir de la sp Equus caballus, tuvo lugar hace entre 5500 y 5000 años, al E de los Urales (ver R.a.: Caballos). Durante milenios se utiliza como ayuda en los trabajos del campo, para transporte de personas o mercancías y como arma de guerra por los ejércitos. Actualmente, su uso se orienta al ocio, los ponis en equitación y turismo ecuestre, con utilidades tradicionales en sociedades poco industrializadas, como la de las estepas mongolas por ejemplo.


Manada de Poni Mongol en una estepa de Mongolia. Foto: Pedro García-Rovés.

Fueron formándose razas en función de las necesidades de uso en las diferentes áreas y culturas, tanto de caballos como de ponis, que son aquellos equinos con una altura menor, generalmente no superior a 140 cm en la cruz. En España hay reconocidas cinco razas, aunque muchos de los equinos que se mantienen en régimen de semilibertad en las montañas del norte pueden considerarse ponis, por lo general son variedades más resistentes que los caballos.


Grupo de ponis en la Sierra de Tineo, Asturias.

Grupo de ponis en el monte; El Couz, Villayón, Asturias.

El Asturcón ya se trató en este blog, y tiene su origen en los pueblos celtas que ocuparon la Península entre 600 y 500 años a. C. Como ellos, los caballos de Pura Raza Gallega, proceden de esos pueblos centroeuropeos, y su aspecto es similar, con capas castañas o negras, con un carácter dócil que los hace adecuados para la equitación.


Sierra del Pedrorio, Grado, Asturias.

Grupo de asturcones en invierno; Sierra del Pedrorio, Grado, Asturias.

Asturcones utilizados para equitación; Poni Club La Moraleja, Madrid.

La Jaca Navarra, también llamada Poni Navarro entre otros nombres, es una raza de monte, con genio y temperamento, y una alzada de 1.34 m de media en los machos, y 1.26 en las hembras. El poni de raza Losina (del Valle de Losa, en el norte de Burgos) es de capa negra, y también muy resistente. Por último, el Pottoka, de Euskadi, vive en manadas en el monte, caracterizándose por su resistencia, fuerza y docilidad; su capa es negra o castaña muy oscura.
El ancestro común de todas las razas de tipo ligero de caballo, parece que fue el Tarpán. Se extinguió en estado salvaje, aunque se reconstruyó la raza a partir de ejs con características de ella; actualmente, estos equinos viven en los bosque sdel E de Polonia. El Caballo de Przewalskii también puede considerarse un poni, pues su altura en la cruz es de entre 1,23 y 1, 42 m. Ya fue tratado en este blog en el artículo sobre los caballos.

Poni Islandés; Laugarvatn, Islandia.
Hembra y potro de Poni Exmoor; Winsford Common, P. Nac. Exmoor, Somerset, Reino Unido.
El Poni Mongol es una raza muy antigua, con influencia de razas asiáticas, debido a las incursiones que el pueblo mongol realizó con carácter belicoso. Su alzada es de 1,23-1,42 m, y posee una cabeza pesada de perfil recto; los colores de la capa son bayo, bayo oscuro, morcillo, ratonero e isabela. En la actualidad es criado por poblaciones nómadas de las estepas mongolas.


Estepas de Mongolia. Foto: Pedro García-Rovés.

El Poni de los Fiordos es algo más algo (1,31-1,44 m), de complexión robusta, con cuello corto y fuerte; el manto es Isabela claro. Es una raza muy antigua, usada ya por los vikingos para la guerra, siendo origen de las razas de tiro de Europa Occidental. Es útil para silla, carga, tiro ligero y trabajos agrícolas. Originario de Noruega.


Poni de los Fiordos; Alsacia, Francia.

El Poni Islandés, actualmente está protegido de influencias externas, debido a la prohibición de las autoridades de importación de otras razas, pero tras ser introducido en el país por los noruegos en el siglo IX, adquirió sangre de Shetland, Highland y Connemara. Se admiten todas las capas, y tiene una cabeza proporcionada, con mejillas pronunciadas y tupé abundante, y su alzada está entre 1,21 y 1,34 m. Se usa para silla, carga y tiro ligero, siendo un buen amblador.


Laugarvatn, Islandia.
Borgarnes, Islandia.

Búdardalur, Islandia.

El Poni Exmoor tiene su origen en la región que le da nombre, en los condados de Somerset y Devon. Es bueno para silla y tiro ligero, siendo un poni sólido y de formas armoniosas. Con una alzada de 1,14-1,25 m en los machos, tiene una cabeza proporcionada de perfil recto, y las capas admitidas son bayo, bayo oscuro y ratonero, con áreas blancuzcas en hocico, vientre e interior de las coxas. Es la raza equina más antigua de Gran Bretaña, proveniente de los celtas, y aún hoy se mantiene en manadas en los montes comunales, siendo su manada más antigua la “Anchor”, dentro del Parque Nacional de Exmoor.



Manada "Anchor" en Winsford Common, P. Nac. Exmoor, Somerset, Reino Unido. El macho tiene un ancla visible en la marca.


El Poni Shetland tiene su origen en las islas Shetland y Orkney de Gran Bretaña. Es bajo, con una alzada de 0,9-1,06 m, y un peso de 150-180 kg, pero de una gran fuerza y resistencia, usado tanto para silla como para tiro ligero. Se admiten todas las capas, y tiene cabeza pequeña con perfil recto, y patas cortas y robustas.


St. Ola, Mainland, Orkney Islands, Reino Unido.

Semental Shetland; St. Ola, Mainland, Orkney Islands, Reino Unido.

Argüero, Villaviciosa, Asturias.

El Poni Welsh o Galés, deriva de los ponis escoceses ahora extintos, pero tiene influencia de purasangre inglés desde finales del s. XIX. Su altura en la cruz, o alzada es de 1,23-1,34, y se permiten todos los mantos, excepto los jaspeados. Hay otras dos variedades, el Galés Montano, más pequeño, y el Galés tipo Cob, que deriva del anterior.


Carreño, Asturias.


Las Regueras, Asturias.
El Poni Camarga vive libre en esta región francesa, en la desembocadura del Ródano, y es utilizado por los vigilantes de rebaños de toros que viven en zonas húmedas. Según algunos autores, procede del caballo de Solutré, y ya era apreciado por Julio César; tiene influencia de sangre árabe y berberisca. Se ha introducido en otras zonas marismeñas, algunas españolas, para mantener controlada la vegetación. El manto más habitual es el gris, con raros ejemplares bayo o bayo oscuro. Su altura es 1,33-1,43 m, y tiene cabeza grande con mejillas pronunciadas. Se usa para silla y carga, aprovechando su rusticidad y resistencia.

Aiguamolls de l'Empordà, Gerona. 

Sa Albufera, Mallorca.

Hay un buen número de razas de ponis, más o menos conocidas, entre las que se pueden citar: Gotland (Suecia; silla y tiro ligero), Dartmoor (Devon, Gran Bretaña; raza muy antigua, que se mantiene en el monte), Highland (Escocia; raza muy antigua, dócil y resistente), Sorraia (Portugal; de corta alzada), Garrano (Minho y Tras os Montes, Portugal; aún más pequeño, 1,02-1,22 m), Skyros (Grecia), o Falabella (Argentina; el más pequeño, creado a partir del Shetland; 0,71-0,76 m).

              Más información:
Bongianni, Maurizio (1989). Guía de Caballos y Póneis. Ediciones Grijalbo.
Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (2009). Guía de campo de las Razas Autóctonas Españolas.