domingo, 17 de mayo de 2015

Razas autóctonas: el cerdo celta

   
      El cerdo celta, o astur, como el resto de las razas de cerdo doméstico, proviene del jabalí (Sus scrofa). Está emparentado con numerosas razas de países europeos, desde Francia hasta Rusia. Se distribuye por Asturias, Galicia y Tras os Montes, en Portugal, país en el que también hay Asociación de Criadores.
      Ya en el castro de la Campa Torres se encontraron restos de numerosos ejemplares, y a lo largo de la historia, hay referencias al cerdo asturiano; muchas hacen mención a que los animales andaban sueltos. Incluso hubo vecera de cerdos, pero no llega al siglo XX.

Gocha peza; Carreño.

Doiras, Boal.
      En 1898, Félix de Aramburu y Zuloaga, en su Monografía de Asturias, estima en casi 135.000 el censo de la raza. A lo largo del s. XX fué disminuyendo su número en las estadísticas oficiales, hasta que en 1978, el cerdo céltico ya no aparece en el censo del Ministerio de Agricultura.
      Llegó casi a desaparecer, debido principalmente a la importación de razas europeas más productivas, y a las normativas que limitan su crianza en libertad alrededor de las aldeas, y a principios del s. XXI sólo unos pocos ejs se mantuvieron en lugares con cierto aislamiento. Pero en 2002 nació la Asociación de Criadores del Gochu Asturcelta ( www.gochuasturcelta.org ), y además, la Consejería de Medio Rural creó un centro de reproducción en el SERIDA.

Cabral, Allande.

Bandujo, Proaza.
      Es un cerdo de cabeza grande y alargada, con perfil subcóncavo y ojos pequeños. Las orejas son largas y caídas, diigidas hacia adelante; el hocico es cóncavo con la jeta ancha. Tiene el cuello estrecho y largo, como el tronco, con anca caída y vientre recogido. Las patas son largas y huesudas.

Gocha jóven; Siero.


      El peso va de 180 a 230 kg en las hembras y de 230 a 280 en los machos.
      La alzada alcanza los 80 cm, y algunos llegan a los 150 cm de longitud hasta el nacimiento del rabo.
      El color puede ser blanco, negro o con manchas (pezo o brazalbo).


      Más información:
      Álvarez Sevilla, Antón (2001). Les Races Autóctones del Principau d’Asturies. Fundación Belenos.

domingo, 10 de mayo de 2015

Pájaros cantores en primavera (II)

Digitalis purpurea.
El 20/4/2014, publiqué una entrada sobre los pájaros que cantan en primavera. En esta nueva primavera de 2015, publico unas pocas fotos más sobre este fenómeno tan relacionado con la llegada de esta estación. Las flores, los insectos que las polinizan y sobre todo, los cantos de las aves, son símbolos que todos relacionamos con la estación que nos trae de nuevo el buen tiempo.
      Mediante el canto, los pájaros intentan atraer a las hembras de su sp, para reproducirse, y además, defienden un territorio frente a otros machos, para asegurar la transmisión de sus genes. Esta conducta conlleva el riesgo de ser más facilmente localizados por los depredadores.


Prado en primavera; Robleo (Nava).


Pájaro gato (Dumetella carolinensis); Nueva York.


Cogujada común (Galerida cristata); Villamil (Tapia); 07-marzo-2015.


Alondra común (Alauda arvensis); Cabo Peñas (Gozón).





      La alondra totovía (Lullula arborea), canta tanto en el suelo como alguna rama alta, pero sobre todo en el aire, en un vuelo mantenido. Las fotos fueron tomadas en el concejo de Aller a finales de marzo de este año.




Bisbita arbóreo (Anthus trivialis); Cabo Peñas (Gozón).


Roquero solitario (Monticola solitarius); concejo de Morcín; 29-marzo-2015.


Buscarla pintoja (Locustella naevia); Foto: Mario Suárez Porras.


Curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala); Bañugues (Gozón).

Curruca mosquitera (Sylvia borin); Puertos de la Val.lota (L.lena).


Reyezuelo listado (Regulus ignicapilla); Foto: Mario Suárez Porras.


Alcaudón real (Lanius meridionalis koenigi); Tías (Lanzarote).

Escribano cerillo (Emberiza citrinella); Cotobello (Aller).

Escribano cerillo; La Cubilla (Lena); Foto: Manuel A. Fdez. Pajuelo.


Escribano hortelano (Emberiza hortulana); La Val.lota (Lena).


Escribano triguero (Emberiza calandra); Moniello (Gozón).

Zanate común (Quiscalus quiscula); Central Park (New York, USA).

domingo, 3 de mayo de 2015

La costa occidental asturiana


Triguero (Emberiza calandra).

      El litoral del occidente asturiano, de los municipios de Tapia y Castropol, se caracteriza por su carácter rocoso, aunque con cantiles de poca altura. Son frecuentes los islotes rocosos cercanos a la línea costa, y a veces dentro de ensenadas, que constituyen buenos lugares para la nidificación de aves costeras.

Castríos (Tapia).

Costa de Tapia desde Punta Picón.
      En estos islotes crían los últimos ostreros (Haematopus ostralegus) de Asturias, y la mayor población de cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis), aunque también en constante declive. La gaviota patiamarilla (Larus michahellis) mantiene una buena población nidificante, y ocasionalmente se reproducen la sombría (Larus fuscus) y el gavión atlántico (Larus marinus).



      Destacan las islas Pantorgas, los islotes de Tapia (playa y faro), Represas, Castríos o Porcía.

Islas Pantorgas (Castropol).

Playa de Represas (Tapia).

Playa de Porcía (Tapia/El Franco).
      Algunas playas de arena sirven para el descanso de láridos y limícolas en migración, destacando las que además, tienen la desembocadura de algún riachuelo, lo que hace que se formen charcas y zonas de limo. Éstas atraen especialmente a los limícolas, frecuentes en los pasos, y en ocasiones representados por spp divagantes. Las de Peñarronda, Serantes, Tapia o Porcía son de las mejores.


Playa de Penarronda (Castropol/Tapia).

Correlimos culiblanco (Calidris fuscicollis); Peñarronda. Divagante americano muy raro. (03/11/2013). 

Correlimos común (Calidris alpina).
      La rasa costera (llanura entre la costa y las elevaciones del interior), se extiende ampliamente en esta zona, formando una campiña rica en fauna, con una gran parte dedicada todavía a la agricultura y la ganadería. Hay amplios pastizales, setos, pequeños bosquetes, charcas temporales, etc, hábitats a los que en otoño e invierno se suman extensas rastrojeras que atraen a muchas aves.

Campo de maiz cosechado en Villamil, Tapia.

Cerceta carretona (Spatula querquedula); Serantes, Tapia. (07/3/2015).

Bisbita gorgirrojo (Anthus cervinus); Salave, Tapia. Es un visitante muy raro. (23/9/2011).
      Los paseriformes abundan en estos terrenos, representados por alaúdidos (cogujada común y alondra), bisbitas de varias spp, lavanderas, fringílidos y escribanos, además de algunas rapaces y muchas otras aves.

Cogujada común en Villadún.

Estorninos pintos (Sturnus vulgaris).

Elanio azul (Elanus caeruleus); San Juan de Moldes, Castropol. (20/9/2014).
      También se ven muchas gaviotas o limícolas en los campos cosechados, e incluso no es raro que invernen gansos y barnaclas, que comen en ellos y descansan en los islotes costeros.

Ánsar piquicorto (Anser brachyrhynchus) en la campiña de Villamil, Tapia. (06/12/2012).

Gaviota cana (Larus canus) en vuelo y gaviotas patiamarillas.

Correlimos canelo (Calidris subruficollis); Arnao, Castropol.
      Las llanuras de Villadún, Arnao, Villamil, La Calostra o Salave son algunos de los mejores lugares, pero casi toda esta rasa es buena para la observación de aves en cualquier época del año.

Charca del área recreativa de Arnao, en Castropol.

Cistícola buitrón (Cisticola juncidis).