domingo, 19 de mayo de 2013

Birdwatching en NYC (I): Manhattan



"The Gates", en febrero de 2005 (foto: Conchi O. Ania).

A pesar de ser una gran aglomeración, la ciudad de Nueva York ofrece buenas oportunidades para la observación de aves. Se sitúa en el centro de la importante ruta migratoria de la costa este americana. En Manhattan, el lugar de referencia es Central Park, por su extensión y por tener variados hábitats. En su interior destacan varios puntos: Harlem Meer, Conservatory Garden, Reservoir, The Pool, Turtle Pond (Belvedere Lake), The Rumble y The Lake.

Central Park en primavera.

Belvedere Castle y Turtle Pond.

Ejs de galápago de Florida (Tachemys scripta) en Turtle Pond.

Aunque en cualquier época del año se ven numerosas especies, destacan los pasos, pre y postnupcial. El grupo de aves más notorio es el de las reinitas (warblers; géneros Setophaga, Vermivora y Parkesia), que en primavera lucen vistosos plumajes, pero también son frecuentes los zorzalitos (género Catharus), los mosqueros (Empidonax, Tyrannus y Sayornis), los vireos (g. Vireo), etc.

Mascarita común (Geothlypis trichas) en Turtle Pond.

Macho de reinita azulada (Setophaga caerulescens) en CP.

Reinita palmera (Setophaga palmarum) en The Rumble.

Las aves más frecuentes en la ciudad son de origen europeo, el estornino pinto y el gorrión común, pero en cualquier zona verde es frecuente el robín americano (Turdus migratorius), de hábitos similares al mirlo europeo, pero de plumaje más vistoso. También abunda el pájaro gato (Dumetella carolinensis) y el zanate común Quiscalus quiscula). En los primeros años de este siglo, el ave más famosa de NYC fue un busardo colirrojo (Buteo jamaicensis), apodado Pale Male, que durante años nidificó, junto a Lola, en un edificio de la Quinta avenida; otros ejs de la especie habitan por la ciudad y se ven a menudo en el gran parque, y otras muchas rapaces pueden localizarse en época de paso.

Hembra de robín americano (Turdus migratorius) en el nido, en CP.

Ej de zanate común (Quiscalus quiscula) en CP.

Busardo de cola roja (Buteo jamaicensis).

Cuando llega el verano, los ampelis americanos (Bombycilla cedrorum) capturan insectos sobre el agua en The Pool, y el tordo charretero (Agelaius phoeniceus) realiza vuelos nupciales junto a los estanques, mientras numerosos vencejos de chimenea (Chaetura pelagica) los sobrevuelan.

Ardilla gris (Sciurus carolinensis) en CP.

Cardenal norteño (Cardinalis cardinalis) en CP

Durante todo el año viven aquí numerosas aves forestales, como el arrendajo azul (Cyanocitta cristata) y varias especies de pícidos (Colaptes auratus, Melanerpes carolinus, Picoides pubescens o Picoides villosus), mucho menos tímidos que en nuestro continente. Y en invierno se hacen notorios algunos emberízidos como el chingolo gorgiblanco (Zonotrichia albicollis) y el melodioso (Melospiza melodia), además de otras pequeñas aves de bosque (Baeolophus bicolor, Poecile atricapilla, Certhia americana, Sitta carolinensis, etc.). La ardilla gris (Sciurus carolinensis) es muy abundante, y algunos mapaches (Procion lotor) dormitan en ramas apartadas.

Ej de pico pubescente (Picoides pubescens) en CP.

Chingolo melodioso (Melospiza melodia) junto al Turtle Pond.

Chingolo gorgiblanco (Zonotrichia albicollis) en CP.

En los estanques hay aves acuáticas todo el año. Anátidas como la barnacla canadiense (Branta canadensis), el cisne vulgar y el ánade azulón son abundantes, y no es raro ver porrón albeola (Bucephala albeola) o malvasía canela (Oxyura jamaicensis). Por las orillas se ven martinetes y garcetas grandes (Egretta alba) extremadamente confiados, así como alguna garcilla verdosa (Butorides striatus), y en el Reservoir algunos cormoranes de doble cresta (Phalacrocorax auritus) y muchas gaviotas..

Garceta grande (Egretta alba) en Turtle Pond.

Gaviotas de Delaware y guanaguanare (Larus delawarensis y atricilla) en el sur de Manhattan.

Muelles del sur de Manhattan.

En los muelles, sobre todo en los del sur, se localizan gaviotas (Larus atricilla, delawarensis, smithsonianus, etc), y algunas otras acuáticas.
En la parte alta de Harlem, contiguo a The Cloisters, se extiende el Inwood Hill Park, un buen lugar para seguir el paso de aves rapaces sobre el río Hudson, y donde incluso hay marmotas (Marmota monax). Riverside Park, Battery Park, o cualquier otros pequeño parque puede servir para hacer alguna observación interesante.

Robín americano macho en los jardines de The Cloisters, en Harlem.

Más información:
Quintana Becerra, Manuel (2006). Dónde y cuando ver aves en la ciudad de Nueva York. Quercus, 243: 52-56.

No hay comentarios:

Publicar un comentario