domingo, 14 de enero de 2018

Cabo Verde: Raso


Rabijunco etéreo en el nido y piquero pardo.


El principal objetivo de la estancia en Sao Nicolau era la visita al islote de Raso, el único lugar del mundo donde habita una sp de alaúdido, la alondra de Raso (Alauda razae).



Para ello, nos embarcamos temprano en un pequeño barco, preparados para una travesía de unas dos horas, “movida y mojada”, debido al fuerte viento del NO. La tarde anterior habíamos preparado un barreño de “chum”, machacando pescado fresco y mezclando con él aceite y pan.


Costa sur de Raso.


Al poco de salir de la bahía, en la ida, y sobre todo a la vuelta, las pardelas de Cabo Verde (Calonectris edwarsii) comenzaron a rodearnos, atraidas por el pescado, igual que uno de los cuatro petreles de  Fea (Pterodroma feae feae) que vimos al volver.


Rabijunco etéreo en el nido.

Piquero pardo adulto.

Durante la travesía vimos algunos piqueros pardos (Sula leucogaster), que en el sur de Raso eran numerosos. Muchos estaban posados en lo alto del cantil y en repisas, donde construían nidos, pero también vimos un inmaduro y un joven volandero.





Jóven piquero pardo.

Junto a los piqueros, en esta costa resguardada del oleaje, también crían los rabijuncos etéreos (Phaeton aethereus), en pequeñas cuevas a diferentes alturas, algunas casi en la base del cantil, aunque alejadas unos metros de la línea de mareas. Volaban de continuo por la zona, algunos jóvenes incluidos, ajenos totalmente a la presencia humana, como pudimos comprobar al posarse uno a nuestro lado.






Pero la estrella de la isla es la alondra de Raso, numerosa en la meseta árida que se extiende en el S y el O. Su pequeña población, de entre 250 y poco más de 1000 ejs, según las precipitaciones de la temporada, y la distribución confinada a un islote, hacen temer por su futuro, por lo que se está estudiando su traslado a alguna isla cercana (Santa Luzia). Según fósiles, antes de la ocupación humana del archipiélago, vivía también en Sao Vicente y Santa Luzia. ( www.iucnredlist.org/details/2271428/0 ).






 Además de lo expuesto, registramos tan solo un cernícalo vulgar y un águila pescadora, y un grupo de gorrión de C. V. (Passer iagoensis) en la zona donde suelen desembarcar los pescadores, y que no dudaban en volar hasta nuestro barco.



Por último, vimos varios ejs de lagartija de Stanger (Chioninia stangeri) en la zona rocosa costera, un reptil que vive en los islotes de Branco y Raso, y en Santa Luzia, Sao Nicolau y Sao Vicente.





No hay comentarios:

Publicar un comentario