domingo, 20 de mayo de 2018

Córcega (III): Sur


Macho de gorrión italiano (Passer italiae); Filitosa, Sollacaro.

Gaviota patiamarilla; Bonifacio.

El sur de Córcega es la zona más turística de la isla, y en la costa abundan las pequeñas playas de arena, además de haber algunas lagunas costeras.


Alcaudón común (Lanius senator badius); Route de Piccovagia, Porto Vecchio.
Marina de Porto Vecchio desde la zona alta de la ciudad.



Iglesia de St Jean Baptiste, Porto Vecchio

Corneja cenicienta (Corvus cornix); Porto Vecchio.

        En Porto Vecchio, como en todos los pueblos, abundan los vencejos, pero también las gaviotas patiamarillas (Larus michahellis), y en su costa los cormoranes moñudos (Phalacrocorax aristotelis). En los alrededores de la playa de Santa Giulia vemos de nuevo currucas subalpinas (Sylvia subalpina), y algunas tórtolas europeas.


Gaviota patiamarilla en la costa sur.
Cormoranes moñudos en la bahía de Porto Vecchio.



Curruca subalpina; playa de Santa Giulia.

Acantilados del sur de la ciudad de Bonifacio.

          La ciudad de Bonifacio posee un casco histórico muy notable, por lo que se entiende que esté llena de visitantes. En sus cantiles son frecuentes los vencejos pálidos y reales (Tachymarptis melba), así como las grajillas y algunos papamoscas grises (Muscicapa striata tyrrhenica).


Centro de Bonifacio.

Playa de l'Arinella desde Bonifacio.
Papamoscas gris en Bonifacio.



Vencejo real en Bonifacio.


Hacia el sur, desde el Cabo Pertusato, se obtiene una panorámica perfecta del Estrecho de Bonifacio, que separa Córcega de Cerdeña, y ante la visión lejana de numerosas pardelas, decidimos cruzar en ferry hasta Santa Teresa de Gallura, la población más norteña de la isla italiana.


Cabo de Pertusato, en el sur de Córcega; al fondo la costa de Cerdeña y el ferry que une ambas islas.

Faro de Pertusato desde el mar.

Gaviota patiamarilla sobre el ferry que une Córcega y Cerdeña.

Santa Teresa de Gallura (Cerdeña) desde el mar; a la izquierda la Torre di Longonsardo o Torre Spagnola.

          Desde el barco vemos un par de charranes comunes, varias pardelas cenicientas mediterráneas y dos pardelas mediterráneas (Puffinus yelkouan). En tierra, unas pocas spp de aves comunes a la isla del norte, incluidas la grajilla y el papamoscas gris.

Papamoscas gris en Santa Teresa de Gallura.
Rocas y faro frente a la costa suroeste, en Roccapina.


Hembra de gorrión italiano.

Para despedirnos de la isla, visitamos el Sitio Arqueológico de Filitosa, en Sollacaro, con estelas de forma humana y otros restos megalíticos con varios miles de años de antigüedad.

Villa de Sartène, en el suroeste.

Sitio Arqueológico de Filitosa, Sollacaro.





No hay comentarios:

Publicar un comentario