viernes, 17 de enero de 2020

Delta del Ebro y Lérida, mayo-junio 2019


Finca Torreribera, Lérida.

Primer plano de una garceta grande. Delta del Ebro.

Arrozales y garza imperial.

Continuación de la anterior entrada.
En el tiempo de pajareo por el Delta del Ebro, el 31 de mayo, como siempre, vimos muchas aves acuáticas, destacando las ardeidas; además de las numerosas garcillas cangrejeras (Ardeola ralloides) y garcetas comunes, se dejaron ver y fotografiar las garzas imperiales (Ardea purpurea), las reales y alguna garceta grande (Ardea alba) muy confiada. También vimos garcillas bueyeras, martinetes y algunos avetorillos comunes.


Garza imperial en el borde de un arrozal.
Garcilla cangrejera.

Garceta grande pescando en una acequia.

Colonia de cría de gaviota de Audouin (Larus audouini). La Tancada, Delta del Ebro.

Focha común (Fulica atra) cambiando de laguna.

Gorrión molinero (Passer montanus). Riet Vell, Delta del Ebro.

De camino hacia Lérida, nuestro destino para un par de días, paramos en los llanos de Alfés, ya tarde. Allí se afanaban en la cría varias spp de aláudidos, como la calandria y la cogujada montesina (Galerida theklae), y estaban en pleno celo las terreras comunes (Calandrella brachydactyla). 


Cogujada montesina con ceba para el nido.

Terrera común.

Alcaudón común (Lanius senator). Llanos de Alfés.

Mochuelo común (Athene noctua).


El conejo (Oryctolagus cuniculus) es frecuente en los campos cercanos a los llanos.

        Pero la sorpresa nos la dio una hembra de cernícalo patirrojo (Falco vespertinus), que estaba posada en una tierra labrada, en la que cazaba insectos sin necesidad de volar.


Terreno roturado en los llanos de Alfés.


Hembra de cernícalo patirrojo.


Lérida capital, con la Seu Vella, desde los llanos de Alfés. 


Pareja de palomas torcaces (Columba palumbus) en el centro de Lérida.
El día siguiente, 1 de junio, dimos un paseo por la Finca Torreribera, en las afueras de la ciudad, repleta de aves en plena tarea reproductora, como las carracas (Coracias garrulus) y los pitos reales ibéricos, entre otros. Un ejemplo de compatibilidad entre explotación agrícola y conservación de fauna y flora.




Carraca europea. Finca Torreribera, Lérida.






martes, 7 de enero de 2020

Marjal dels Moros y Delta del Ebro, mayo de 2019




      A finales del pasado mayo realizamos un corto viaje a tierras valencianas, con el objetivo principal de ver al charrán elegante (Thalasseus elegans), que estaba nidificando en el Marjal dels Moros, en Sagunto (Valencia).


Ej de charrán elegante.
        Por el camino, el día 30 paramos en las cercanías de Navaleno (Soria), donde vimos varios ejs de verderón serrano (Serinus citrinella), en una zona con coníferas y caducifolios mezclados. También cantaba en el lugar un mosquitero papialbo.



Verderón serrano. Navaleno, Soria.

Observatorio del Marjal dels Moros, frente a la colonia de larolimícolas.
        Llegamos al Marjal con luz suficiente para intentar ver a los charranes, así que fuimos hasta el observatorio situado frente a la colonia de láridos. Nos sorprendió la gran cantidad de aves acuáticas que se veía, destacando el número de láridos y limícolas.


Charrán elegante.

Hay una colonia grande de charrán patinegro (Thalasseus sandvicensis) y común (Sterna hirundo), pero también crían la gaviota reidora (Larus ridibundus), la cabecinegra y el charrancito, y se veían muchos fumareles cariblancos sobrevolando la laguna.


Colonia de charrán patinegro y charrán elegante.

Charrán común.

Trío de charrán elegante.

En el medio de la colonia destacaba el color naranja del pico de un charrán elegante, que aparentemente estaba incubando. Pronto, otro ej, con el pico más rojizo se acercó y le ofreció un pez; casi al tiempo, un tercer ej, con el pico más largo que los otros dos, le ofreció otra presa. Al poco, este tercer charrán se apartó para acicalarse, mientras el segundo relevaba en la incubación al otro.





El objetivo estaba cumplido, aunque aún disfrutamos de la observación de otras muchas aves.




Pareja reproductora de charrán elegante.

El día 31 de mayo fuimos directos al Delta del Ebro, donde pasamos unas horas pajareando en el hemidelta sur. Por todas las lagunas volaban pagazas piconegras y fumareles cariblancos (Chlidonias hybrida), y en la de Riet Vell estaban ya nidificando los charranes comunes y las golondrinas comunes (Hirundo rustica).


Fumarel cariblanco en un arrozal.


Pareja de charrán común en el nido.

Pareja de fumarel cariblanco incubando.

Observatorio de Riet Vell y golondrina común.

Continua en la siguiente entrada.

sábado, 28 de diciembre de 2019

Observaciones en agosto de 2019



A principios de agosto, el maiz ya está alto, y la mayoría de los prados segados. Cabo Peñas, Gozón.

       En agosto ya se van algunas aves estivales, por ejemplo los milanos negros y los vencejos comunes, aunque siempre se ven algunos rezagados que crían tarde, o ejs más norteños en migración. Durante todo el mes hay paso notorio de paseriformes de migración transahariana, tales como el carricerín común (Acrocephalus schoenobaenus), el carricero común, la curruca zarcera (Sylvia communis) y el mosquitero musical (Phylloscopus trochilus). El día 3 anillé en Verdicio (Gozón) los primeros ejs de estas spp.

Carricerín común joven.

Curruca zarcera joven.

Jilguero (Carduelis carduelis) joven capturado para anillamiento. Verdicio, Gozón.
El día 4 veo por la campiña del Cabo Peñas un búho campestre (Asio flammeus), algo pronto para un migrante, y un par de cucos (Cuculus canorus), que van aumentando en número, hasta ser más de cinco el día 8, incluido un ej rojizo. Ese mismo día vemos una joven cerceta común (Anas crecca) en Verdicio, que permanece casi todo el mes en el lugar.

Búho campestre.

Dos cucos (uno de ellos de morfo marrón) y un busardo ratonero (Buteo buteo). Cabo Peñas.

Cuco común joven.

Joven cerceta común junto a un ánade azulón.

En Miranda (Avilés), quedan a primeros de mes un par de vencejos comunes, ambos mudando, y algunas golondrinas comunes, juntándose unas 70 el día 9. El 11 aparece por la zona un águila calzada (Hieraaetus pennatus) de morfo claro, ave muy rara en la comarca. 
El día 10 nos asomamos un par de horas a la Punta de la Vaca, donde hay buen paso de aves marinas. Además de págalos y charranes, pasan muchas pardelas cenicientas, e incluso un fulmar atlántico.

Águila calzada de morfo claro.

Ad y pollo de somormujo lavanco.

En el embalse de la Granda, el día 11 veo una garceta grande, y un pollo de somormujo lavanco (Podiceps cristatus) ya casi tan grande como el ad que lo acompaña. En la ría de Avilés, además de varios vuelvepiedras (Arenaria interpres), pescan dos charrancitos (Sternula albifrons) y veo entrar una pagaza piconegra.

Vuelvepiedras común joven.

Charrancito común saliendo de una zambullida de pesca. Ría de Avilés.

El día 15 hay en el Cabo Peñas al menos cinco vencejos comunes y uno pálido, un cuco y muchos mosquiteros musicales (Phylloscopus trochilus), de los que anillamos algunos el día 17, fecha en la que fotografío un macho de abejero europeo (Pernis apivorus) que lleva comida al nido.

Mosquitero musical joven capturado para anillamiento. Cabo Peñas. 17/8/2019.

Abejero europeo macho.

Porto de Bares desde una embarcación.

      El día 16 acudí a Bares (La Coruña) a una salida pelágica, organizada por Toño Sandoval. No hubo abundancia de aves marinas, pero fueron suficientes para entretenernos toda la mañana. Se vieron varios paiños europeos (Hydrobates pelagicus), pardelas cenicientas canarias (Calonectris borealis), pichonetas y baleares, págalos grandes (Catharacta skua), pomarinos (Stercorarius pomarinus) y parásitos, alcatraces atlánticos y un par de gaviotas de Sabine (Larus sabini), además de algunos delfines comunes. Cerca de tierra avistamos un fulmar atlántico (Fulmarus glacialis).

Paiño europeo.

Pardela cenicienta canaria o atlántica.

Págalo grande.

Págalo pomarino.

Gaviota de Sabine ad.

Fulmar boreal.

En el Cabo Peñas, los días de viento E ó NE siguieron apareciendo migrantes. El 21, varios cientos de mosquiteros musicales ocupaban los sauces de la campiña, sobrevolados por muchas golondrinas comunes. También se hicieron habituales las collalbas grises, los papamoscas gris y cerrojillo (Ficedula hypoleuca) y algunas tarabillas norteñas, e incluso una buscarla pintoja el día 23 y dos tórtolas europeas el 31.


Varios mosquiteros musicales en un arbusto del Cabo Peñas.

Papamoscas cerrojillo.

Comenzaron a verse también limícolas, y por ejemplo, vimos 10 andarríos grandes (Tringa ochropus) en Villaviciosa el día 20, y 11 juntos en el embalse de la Granda el 23. En la playa de Serantes (Tapia) había cuatro el día 24, acompañados por un solitario correlimos común (Calidris alpina) y un macho joven de combatiente (Calidris pugnax). En el embalse de San Andrés (Gijón) vimos dos andarríos grandes y uno bastardo el día 27.

Andarríos grande. Villaviciosa.

Alcaudón real (Lanius meridionalis). Ría de Villaviciosa, Asturias. 20/8/2019.

Correlimos común. Playa de Serantes, Tapia.

Joven macho de combatiente. Playa de Serantes, Tapia.

Por otro lado, en Verdicio se formó, como en años anteriores un pequeño dormidero de lavandera boyera (Motacilla flava) y más numeroso de lavandera blanca, y en el carrizal siguieron recalando migrantes, incluido un zarcero políglota el día 28. Por Avilés aún se vió un colirrojo real el día 30, posiblemente local, y había algún migrante el 31 en la costa de Gozón.

Lavandera boyera capturada para anillamiento.

Oruga de una mariposa esfinge cruzando un camino. Cabo Peñas, Asturias.