miércoles, 21 de julio de 2021

Aves alimentándose (XI)

 

Gavión atlántico (Larus marinus) disputando descartes pesqueros a otras gaviotas. Luanco, Gozón.

Págalo grande (Catharacta skua) persiguiendo a una gaviota. Cañón de Avilés, Mar Cantábrico.

En una nueva entrega, dedicada a las diferentes maneras de alimentarse de las aves, se muestran algunas imágenes de págalos (familia Stercorariidae) y gaviotas (f. Laridae) buscando su sustento.


Dos imágenes de un págalo polar (Catharacta maccormicki) recogiendo resto de pescado en el mar. Banco de la Concepción, Islas Canarias.

Varios págalos grandes acosando a una gaviota para que regurgite lo que ha ingerido. Cañón de Avilés, Asturias.


Los págalos pueden equipararse a las aves rapaces en algunas facetas de su alimentación, puesto que en los lugares de nidificación capturan micromamíferos, pollos de otras aves e incluso aves adultas. En el mar pueden alimentarse pescando, como otras aves marinas, aunque generalmente prefieren robar las presas a otras especies, persiguiéndolas con saña. También pueden aprovechar los descartes de pesca.


Dos imágenes de un págalo grande acosando a una gaviota sombría para que regurgite su alimento. En la inferior, la gaviota lleva un sedal enredado. Mar al norte de la Estaca de Bares, La Coruña.

Págalo grande acosando a una gaviota. Mar al norte de la Estaca de Bares, La Coruña.

Dos págalos parásitos (Stercorarius parasiticus) acosan a un charrán patinegro para que suelte la presa que acaba de pescar. Punta de la Vaca, Gozón.

Un págalo pomarino (Stercorarius pomarinus), un págalo polar y una pardela cenicienta se disputan restos de pescado flotando en el mar. Banco de la Concepción, Islas Canarias.


Imágenes de un págalo pomarino disputando restos de pescado a varias gaviotas. Mar al norte de Gijón, Asturias.

Pesquero entrando en la Ría de Avilés, escoltado por cientos de gaviotas que esperan alimentarse de los descartes pesqueros.

Gaviota reidora (Larus ridibundus) removiendo el fondo de una zona intermareal, con ello consigue sacar a flote pequeños invertebrados de los que se alimenta. Bassin d'Arcachon, Gironde, Francia.


Las gaviotas marinas se alimentan de presas que pueden capturar, aunque la evolución positiva de sus poblaciones en los últimos tiempos, tiene mucho que ver con el aprovechamiento de los descartes. Algunas spp se alimentan en grandes basureros, o en depósitos y contenedores de basura. Y, dando un paso más, también aprovechan desperdicios en las calles de muchas ciudades, o directamente, consumen comida que los humanos dejan descuidada, creándose una fama errónea de ladronas.

Gaviota patiamarilla (Larus michahellis) con un desperdicio conseguido seguramente en algún contenedor de basura. Avilés.

Gaviota argéntea (Larus argentatus) buscando desperdicios en un contenedor de basura de un puerto pesquero. Gijón, Asturias.

Gaviota sombría (Larus fuscus) comiendo restos de pescado en el mar. Mar Cantábrico en Asturias.

Gaviotas sombrías comiendo restos de pescado en el mar. Mar al norte de Lanzarote. 

Algunas gaviotas sombrías han aprendido a abrir mejillones lanzándolos desde alguna altura contra piedras, para que se rompa la concha y poder acceder a la carne. Estas tres imágenes se tomaron en la Ría de Avilés.



El robo de comida en bares o merenderos no es una costumbre exclusiva de nuestras gaviotas patiamarillas; en Gran Bretaña, las gaviotas sombrías también aprovechan este recurso. Lago Lomond en Rowardennan, Escocia.


Pareja de gaviones atlánticos comiendo restos de pescado en un puerto. Luanco, Gozón.


Gavión atlántico intentando tragar un descarte pesquero demasiado grande. Gijón, Asturias.


x

1 comentario: